miércoles, 9 de diciembre de 2015

Jade: Encanto de Oriente (Gemas y Piedras Preciosas)


     




En el ámbito de la gemologìa no existe una piedra de apariencia más delicadamente hermosa y atrayente como el jade. Esta gema tiene la particularidad de expresar un hálito de divinidad antigua e insondable.


A pesar de su estrecha relación con las culturas del oriente asiático o con las culturas prehispánicas de Mesoamèrica, 

su nombre es de origen español y significa "Piedra del Costado", denominación que se utiliza desde el Siglo XVI; su nombre está estrechamente relacionado con el uso que se daba a esta piedra para curar las molestias del bajo vientre; también le llamaban "piedra de ijada"; la denominación actual procede de la transliteración al francés del término español.


El jade es una piedra ornamental de consistencia dura y compacta que se utiliza en joyería y para tallas; tiene un aspecto jabonoso, blanquecino o verdoso con manchas rojizas o moradas, que suele encontrarse formando nódulos entre las rocas estratificadas cristalinas.


El jade aparece en la Biblia bajo la denominación hebrea de "ya-schefèh", y aparecía en el pectoral del juicio del sumo sacerdote Aaròn.


El término jade es aplicado a dos rocas metamórficas distintas compuestas de diferentes minerales silicatados, que son:


   *La Nefrita, que consiste en un agregado de fibras interlazadas microcristalina de calcio, mineral anfíbol rico en magnesio-hierro de la serie de la tremolita (calcio-magnesio), ferroactinolita (calcio-magnesio-hierro). El miembro medio de esta serie con una composición intermedia es llamado actinolita, y el miembro superior es más verdoso por el hierro. 


     *La Jadeíta, es un piroxeno rico en aluminio y sodio. El mineral utilizado como gema es la forma cristalina de la matriz de cristales entrelazados. Es de más valor que la nefrita por causa de su rareza y su coloración más atractiva.


El jade se ha utilizado desde hace más de 5000 años, desarrollándose un verdadero culto a esta gema, llegando a tener incluso la fama de amuletos que atraen la suerte. En sus orígenes el jade se utilizaba en la fabricación de utensilios, adornos, armas, herramientas y máscaras como las conocidas en América como "máscaras de jade".


En China el jade tenía y tiene un especial puesto, llegando a considerarse que provenía de un dragón celestial.


El jade de China, o Serpentina, tiene el mismo aspecto que el jade común, y aparece en los mismos yacimientos de la jadeíta y la nefrita, aunque es un material más blando y menos resistente, a pesar de lo cual la facilidad de trabajarlo lo hace el sustituto ideal y preferido del jade tradicional.


En Asia occidental, el jade se usa como amuleto de la buena suerte desde el 4000 a.c, uso que han heredado los pueblos turco y árabe.


En China consideraban el jade como la unión de lo espiritual y lo terrenal. Elaboraron muchos elementos de jade, debido a que le atribuían el don de poder, la salud y la buena fortuna. 


Los pueblos prehispánicos creían que era un símbolo de vida y tenía dentro de sí las fuerzas de lo divino.  


Para los mayas era la piedra de la creación, para los aztecas era la piedra de la cadera porque se usaba para curar enfermedades renales. 


Los maoríes talaban con ella figuras de sus dioses y los llevaban como protección. 


Aún hoy en día, y con el resurgimiento de los conocimientos y magia ancestrales, el jade ha vuelto a ocupar un lugar preponderante en los tratamientos alternativos de algunas dolencias del hombre. 


Más allá de sus usos mágicos o en la medicina alternativa, el jade es una gema de gran belleza que aporta un encanto sin igual e incomparable.


Es ideal para cualquier ornamento, ya sean unos aretes, pulseras, anillos o collares, ayudando de esa manera al realce de la belleza de quien lo porte. 



Aportes:

1.- https://www.quees.la/jade/
2.- https://www.jw.org
3.- https://es.wikipedia.org/wiki/Jade




By: Aysha Palak