viernes, 8 de abril de 2016

Como ser una Alumna Fantasma (Escritora Fantasma)



SITUACIÓN: TE HAYAS EN LA UNIVERSIDAD, COLEGIO, CURSO, O LO QUE SEA Y DE IMPROVISO SE TE REQUIERE QUE PREPARES UNA TAREA EN ESPECIFICO PARA LA CUAL NO TIENES TIEMPO, SIENTES QUE TE FALTA LA CAPACIDAD O SIMPLEMENTE NO TIENES IDEA DE QUE VAS A HACER... LO ÚNICO QUE SE TE OCURRE ES PREGUNTARLE A TÚ COMPAÑERO, QUIEN TE RECOMIENDA A ALGUIEN QUE LO PUEDE HACER POR TI, EN EL TIEMPO ESTABLECIDO Y CON LOS PARÁMETROS QUE PIDES. ENTONCES APAREZCO YO (O CUALQUIERA QUE SE DEDIQUE A ESTO). 


La Alumna Fantasma.

O tal vez nunca aparezco del todo... les cuento... accesoriamente a mí trabajo como asistente de una oficina jurídica me dedico junto a mí padre a llevar una empresa familiar llamada PiRoJiCa, que consiste en nada más y nada menos en preparar tareas, proyectos, monográficos, informes de lectura, análisis de obras literarias, creaciones literarias, y toda cuanta asignación pudiere aparecer. 


Podría parecer el trabajo más simple de la vida, ya que trabajamos casi a modo de freelancer, pero es conveniente decirles a quienes piensan que esto es así, que no lo es. 


Díganme algo, ¿desde cuando hacer el trabajo pesado es la parte fácil?... pero acá no vengo a hablar de la dificultad o no de este trabajito extra, sino a hablar un poco de como me siento y como ser una Alumna Fantasma (Escritora Fantasma). 


Lo primero es que cuando estos trabajos llegan (últimamente están llegando pocos debido a la alta competencia y a que es más fácil encontrar todo tipo de temas en internet), yo por lo general me pongo contenta, por dos razones, la primera es que me va a proporcionar una entrada extra y la segunda es que voy a aprender algo más.


Después viene el fatigarse, el estres, y todo lo que conlleva tener la obligación de entregar un trabajo en un tiempo determinado. 


No obstante este trabajo tiene una ventaja y es lo que ya he mencionado: APRENDES MUCHÍSIMO. 


Sí deseas aprender Como ser una Alumna Fantasma (Escritora Fantasma) cuyos trabajos tenga una calidad indiscutible, conviene que leas las siguientes técnicas que he desarrollado: 


  1. Piensa como tú cliente. Este punto es primordial a la hora de elegir el lenguaje y los términos que vas a usar en la redacción final del trabajo. Nunca un estudiante de preparatoria o de educación intermedia se va a expresar de igual manera que un profesional que esté en una maestría. Ojo con eso. 
  2. Documentate. Al principio yo solo trabajaba con los temas de derecho que nos llegaban, pero con el tiempo he ido desarrollando más temas. La clave para poder abordar cualquier tema y preparar un buen, no sé, monográfico es documentarte. Mucho, muchísimo. No importa sí solo es un reporte de lectura de una página. Investiga y déjalo guardado pues no sabes cuando te será útil. 
  3. No hagas copias. En mí PC guardo una copia digital de todos (casi todos) los trabajos que voy haciendo. Pero cada vez que me llega alguien nuevo trato de crearle su propio documento, algo que refleje su esencia, que no sea una copia descarada de algo que ya está hecho. Eso también es bueno tenerlo en cuenta cuando la persona viene de la misma institución educativa que la anterior. 
  4. Cumple con tú palabra. A veces hay trabajos que los empiezo a hacer sin el cliente apenas haber dado nada del importe final, pero no obstante siempre lo termino. Trato de hacerlo siempre, aunque se ha dado el caso en más de una vez en que nunca han pasado a recoger el pedido y yo no he cobrado, pero igual hay que mantener una ética laboral.
  5. Sé un Fantasma. Esto es simple: no conviertas cada uno de tus encargos en oportunidades de expresar tus ideas propias. Recuerda que eres un ente que se supone no debe de estar ahí, así que no es nada cómodo que coloques una idea que la persona que requiere de tus servicios no comparte, o simplemente no comprende. 

En esto de hacerle la tarea a los demás... perdón... de ser una Alumna Fantasma tengo alrededor de más de 13 años, puesto que empecé bien chica a ayudar a mí padre y a yo misma preparar tareas para mis compañeros de clases. 


No puedo decir que esto me ha hecho rica monetariamente, pero al menos ha aportado un poco más cada vez. 


Sé que aunque al final terminemos no haciéndolo, a mí me gusta bastante. He leído montón de libros que no me podría haber comprado, gracias a que he trabajado de Alumna Fantasma. 


Y no solo espero que lean esto, sino que no duden en buscar de nuestros servicios, contactando por vía de correo electrónica a PiRoJiCa. Así me dan otro motivo de aprender. 


Atentamente, La Autora.-