jueves, 9 de junio de 2016

CARTAS A MÍ AMOR: 1era. Carta




week 4 #2  Dramatic tension that breaks allows Nora to tell Toravald exactly how she feels and to see how Torvald will never see and treat nora with respect .: La vida es una constante cambiante, y en estos tiempos este cambio pasa con muchísima más velocidad que por ejemplo cuando estaba niña. Todos vivimos al ritmo que nos dictan los tiempos, con la misma rapidez y dejando de lado esos detalles que eran los que se constituían en recuerdos en épocas más tranquilas. 

En el amor y en las relaciones de pareja y de familia está ocurriendo lo mismo; la rapidez del mundo está condicionando la forma de interactuar en el núcleo interno de cada persona. Las conversaciones por mensajería instantánea, o las vídeo llamadas, han sustituido las relaciones directas, y hasta han suplantado las llamadas de telefónicas. 


Y los mortales nos estamos dejando llevar; no a la fuerza; nos estamos dejando llevar por placer. Seamos sinceros: es más fácil textear un "te quiero" a nuestros padres, que tomar un transporte e ir a su casa a decírselos frente a frente. Es increíble ver como en un grupo de cinco personas tres están pegados a sus teléfonos celulares, mientras los otros dos revisan sus laptos, cuando supuestamente habían quedado a toarse un café. 


Yo me horrorizo, pero he de confesar que un montón de veces estoy junto a mí familia sin estarlo, pues al mismo tiempo estoy pegada a la pantalla de mí celular enviándoles mensajes a mí novio. Es como sí estuviera a kilómetros de distancia de mí familia estando a solo dos pasos de uno de mis hermanos. 


Los mensajes de texto son rápidos, sencillos y relativamente económicos. Pero igualmente son muy impersonales. Podrás escribir un montón de "te amo", y nunca tendrán la fuerza de un sentimiento o de una palabra formulada por tus labios al oído del otro. 


Es posible, sin dudarlo, escribir un montón de cosas sin pensarlo, sin sentirlo; pero al menos cuando se habla algo te revela la veracidad o no de lo que te dicen. 


También los mensajes de texto tienen la cualidad de que no tiene que esperar tanto tiempo para recibir una respuesta. Un "hola" te lo responden en menos de una milésima de segundo; no te da ni tiempo de que te nazca una pequeña ansiedad. Ya no hay ilusión de esperar una respuesta. 


Por eso mí novio y yo hemos decidido escribirnos. No solo a diario por mensajes de texto. Nos vamos a escribir cartas en papel normal, que vamos a enviar por el correo tradicional.


handwritten letters and cards... still good things to write and create.: Porque, para sorpresa de muchos, el correo tradicional funciona perfectamente y cada día está más ágil. Resulta o se escucha un poco tonto, porque nos escribimos a diario, así que ¿qué podríamos decirnos en nuestras cartas?


En eso es que radicará el misterio, y la emoción. Nunca sabremos cuando nos han enviado una carta, ni que va a contener. Podría sí tratarse de solo una repetición de lo mismo que nos decimos por mensajes de texto, pero tiene la especial condición de que serán recuerdos más duraderos. Podremos mostrarlos a los hijos y nietos en un futuro que se antoja muy impersonal. 


Otro requisito en nuestro reto de intercambio de misivas, es que escribiremos con nuestro puño y letra. Es algo que hemos decidido de improviso. 

¿Qué podría yo escribir? Muchísimas cosas, pero todo dependerá de mí estado de ánimo y de la carta suya que yo haya recibido antes. 


Dentro de todo esto, lo importante siempre será el detalle. El objetivo es crear recuerdos, y la meta es forjar una historia entre los dos.


Atentamente, La Autora.-