martes, 16 de febrero de 2016

El Reto del Juntaletras: Cuando quieres escribir y no tienes tiempo.



Una novela en doce meses... cuando me encontré con el Reto del Juntaletras en el blog de Carlos J. Eguren pensé en qué sería pan comido ya que tenía mí novela casi a a punto.


Tenía la historia, tenía a los personajes, tenía unos cuantos capítulos (algunos terminados y otros solo empezados), en fin tenía el monstruo grotesco de lo que pretendo convertir en una perfecta creación; creo que hasta me atrevía a comentar en la entrada donde se propone el  Reto del Juntaletras que posiblemente en doce meses yo haría hasta dos novelas. 



Imaginación no me falta; aunado a eso soy una especie de escritora mapa, es decir, no solo me imagino la historia y la escribo, sino que antes hago un esquema, es decir organizo mí historia, porque de lo contrario va a crecer sin ton ni son y sería difícil darle la forma deseada, cosa que nunca se termina de lograr pues a veces los personajes son caprichosos y cambiantes. 


Pero esta no es la cuestión; la cuestión es que soy ABOGADA y tengo un trabajo real; un trabajo de tiempo completo que a veces me absorbe completa; termino a veces tan adolorida de trabajar que miro los apuntes de mi novela con pena; mi situación es un tanto complicada: últimamente vivo en una lucha constante entre mí trabajo y mis inmensas ganas de escribir. 


Otra dificultad en la que me veo es en la de llevar el blog como yo quisiera, compartiendo todos los días una o dos entradas... varias son las razones para que esto no ocurra: Primero, es mí trabajo y lo que esté me exige (mucho tiempo y mucho esfuerzo), y lo segundo que ocurre es que en mí país, específicamente donde yo vivo el suministro de luz eléctrica no es algo continuo. Por ejemplo, esta entrada la empecé a preparar a las 8: 28 de la mañana pero como el suministro se cortó a esa hora, he tenido que continuar a las 3: 37 de la tarde, cuando el suministro fue repuesto. ¿Esto ocurre en otro lugar del planeta? Sí es así, quisiera que me cuenten en un comentario.


Pero no obstante estos inconvenientes, sigo decidida a continuar con mí novela, sigo adherida al Reto del Juntaletras y también sé que tendré mí novela lista en doce meses; ¿menos? sí Dios lo permite. 


Ahora voy a digitar los capítulos que he ido terminando durante el fin de semana y las noches. Trataré de mantener el blog lo más activo que pueda, y voy a empezar a compartir pequeños fragmentos de la novela, o ensayitos respecto a los temas que se tratan de manera global en Aenigma, o el grito silente, en busca de más inspiración y para mantener el flujo entre los que estamos participando en el reto propuesto por Carlos J. Eguren.


Por cierto, ambas imágenes las tomé prestada de su blog, ya que me fascinaron las dos, y pues con la primera me identifico totalmente. ¿Alguien más participando en el Reto del Juntaletras? Sí es así, propongo que hagamos una comunidad en Google+ para compartir nuestras entradas, guías visuales y playlist... y hacer de nuestro proceso creativo algo más divertido. ¿Qué tal la Comunidad de los Juntaletras?


Atentamente, La Autora.-